-
Los cinco países para visitar si te gusta el café

El turismo vinculado al café cada vez es más popular entre las personas que aprecian esta bebida.

 Por eso, Café de Finca propone algunos de los mejores planes para conocer más sobre su producción, su origen y su historia

El consumo de café de especialidad en España ha crecido un 2000% en los últimos cinco años. Sin embargo, nos encontramos todavía muy lejos de otros países con mayor tradición como Estados Unidos o Alemania. Aun así, es una realidad que el interés por esta bebida es cada vez mayor y, por eso, el turismo relacionado con la cultura cafetera está en auge.

En los últimos años, los viajes con destino a zonas cafeteras o con el objetivo de probar diferentes variedades han aumentado considerablemente. En este contexto, Café de Finca, la marca pionera de café de especialidad en España, propone los 5 mejores destinos a los que viajar en 2024 si eres un amante del café (o si quieres descubrir los orígenes de esta bebida, cómo es su producción y su historia).

Honduras, la tierra idónea para el café de especialidad

El café llegó a Honduras en el siglo XVIII, pero durante muchas décadas fue la banana el principal cultivo del país. Con el tiempo, el café creció y ganó terreno hasta que en la segunda mitad del siglo XX se convirtió en el principal producto comercial de exportación. Hoy en día, Honduras es el mayor productor en América central.

Además, sus condiciones climáticas favorables y su suelo, especialmente fértil, lo convierten en el lugar ideal para el desarrollo del café de especialidad. Tanto es así, que es uno de los países con mayor variedad de cafés.

Finca Cielito Lindo:

Si decides coger un avión para visitar este país centroamericano, Café de Finca propone visitar la finca ‘Cielito Lindo’, ubicada en Peña Blanca, junto al lago de la Yojoa y el Parque Nacional Santa Bárbara. Aquí, su productor Benjamín Paz realiza café mediante dos procesos: el tradicional, con una fermentación de 16 horas, y el mecánico.

De hecho, el café ‘Cielito Lindo’ de Café de Finca viene directamente de sus cultivos, ubicados en un paraje excepcional a 1.650 metros de altitud.

Etiopía, la cuna del café

Viajar a Etiopía es conocer la cuna del café. Es un elemento vertebrador de la sociedad etíope e, incluso a finales de siglo XIX y comienzos del XX sirvió para unificar a una población que estaba dividida. El café procedente de Etiopía es muy valorado fuera de sus fronteras, pero también dentro ya que hasta el 40% de la producción se consume localmente.

Existen tres variedades principales de café en el país africano: arábica, arábica y robusta, y robusta, siendo la primera la más extendida. Gracias a su altitud, con producciones a más de 2.000 metros de altura sobre el mar, el café del país africano es muy preciado.

Finca Sidamo:

En la región de Sidama se encuentra la finca Sidamo, un cultivo singular que crece silvestre o en pequeñas parcelas caseras. El fruto que se obtiene en esta región tiene una acidez cítrica y con un post-gusto a frutas como manzana y piña; por eso desde Café de Finca lo denominan como “el vino blanco” de sus cafés.

Kenia, una dura competencia con el té

Sin salir de África nos encontramos con Kenia, hoy en día el quinto país productor del continente. Casi toda su producción se exporta a países como Estados Unidos o Alemania, ya que la población keniata es gran consumidora de té. Sin embargo, la calidad de su materia prima está haciendo que cada vez se extienda más el consumo de café también de manera local.

Cada vez son más los jóvenes que se adentran en el mundo a través del café de especialidad, especialmente en algunos locales de su capital, Nairobi, que está impulsando esta moda.

Finca Rekika State:

Al norte de la capital se encuentra la finca Rekika State, en un emplazamiento donde los cultivos se encuentran a 1.700 metros de altitud. Es una pequeña propiedad en donde el café se recolecta a mano selectivamente, se despulpa y se fermenta antes de lavarlo y secarlo.

Brasil, el mayor productor del mundo

Hablar del café de Brasil es hablar del mayor productor del planeta. Un país tan extenso como el carioca incluye numerosas regiones de cultivo, variadas y con un total de más de 63 millones de sacos de café de 60 kg producidos.

Una producción tan grande hace que muchos de sus productos pierdan trazabilidad y calidad, sin embargo, el país sudamericano también mantiene plantaciones y fincas de alta calidad.

Finca Santa Cecilia:

Superando los 1.000 metros de altitud y en la región del Cerrado Mineiro se encuentra la finca Santa Cecilia, una hacienda con dos principales etiquetas de certificaciones ambientales por sus acciones de sostenibilidad y buenas prácticas agrícolas.

De esta finca procede el café Santa Cecilia, una bebida con carácter y con referencias a la crema de avellanas.

Colombia, el país cafetero más conocido

Casi se podría decir que Colombia es sinónimo de café, al menos si estamos en un ambiente gastronómico. Es uno de los principales destinos turísticas ligados al café debido a la fama que tiene su eje cafetero. El año pasado, el país sudamericano produjo más de 11 millones de sacos de 60 kg.

Más allá de eso, la cultura de país está muy ligada a esta actividad desde que se introdujo en el siglo XVIII y se consolidó en el siglo XIX.

Finca Cooperativa Ally:

Ally es una cooperativa con 8.000 asociados que se encuentra en la región colombiana de Huila. Es una organización con el mayor respeto por el medio ambiente y por la sociedad, y económicamente viables.

Desde ahí se consigue un café con una intensidad media-alta que recuerda al cacao y a los frutos secos tostados. A una altitud de 1.700 metros

Acerca de Café de Finca

Café de finca nació en 2009 de la mano Jonathan Moral. Poco después, en 2014, Juan Pendas se unió al proyecto y desde entonces los dos se encuentran al frente del negocio. En Café de Finca trabajan con 5 orígenes fijos y 6 fincas más repartidas por Etiopia, Guatemala, Honduras, Ecuador y El salvador. Además de producir en su finca propia en Honduras, compran el café en origen con trato directo, importan, tuestan y venden el producto final. Están centrados en la distribución B2B, pero desde el 2016 sus productos están disponibles a través de su web para consumidores. Actualmente el equipo está compuesto por 10 personas en cafetería y otras 11 en el tostadero. Café de Finca tiene como objetivo principal popularizar el café de especialidad en España de una manera transparente y sostenible.

Escribir un comentario

 El Mundo en Experiencias

Destinos Recomendados

España

Europa

América

Asia

África

Oceanía

Multidestinos

Rutas