-
Paradores

El mes más romántico ya está aquí. Una oportunidad única para celebrar San Valentín y disfrutar de unos días de esparcimiento, buen clima, cultura española y, por qué no decirlo, del amor.

 Es el momento de planear una escapada por los paraísos vírgenes que rodean a nuestros establecimientos. Y qué mejor que en pareja para disfrutar de románticos desayunos junto al mar, paseos llenos de magia por senderos que te invitan a conectar con la naturaleza, bellos atardeceres que dan color al horizonte y un postre especial que podrás probar en todos nuestros restaurantes: "Febrero, chocolate y rosas".

Postres para San Valentin en Paradores

Una tartaleta de mantequilla con capas de cremoso de regaliz y de praliné, a las que aporta un sorprendente contraste la textura crujiente de cereales, napada con cremoso de chocolate espolvoreado con cacao en polvo y decorada con virutas de chocolate rosa, trozos de avellanas, frutos rojos y menta o hierbabuena frescas. Un delicioso y colorido dulce al que se le aporta un refrescante toque con el helado de fresa, dando como resultado una irresistible combinación.

Esta exclusiva elaboración podrás disfrutarla dentro del menú incluido en el paquete Febrero Romántico 2024 de Paradores que ofrece una noche de estancia en media pensión para dos personas entre el 1 y el 29 de febrero en todos los establecimientos de la red -excepto Hondarribia y, en el caso de Cádiz, entre el 9 y el 18 de febrero-, en el que también está comprendida la bodega. Así mismo, hay también otra opción de probarlo ya que durante el próximo mes lo encontrarás encabezando las referencias de la carta de postres del restaurante. Sea como sea, es el momento perfecto para vivir un sinfín de experiencias únicas en Paradores para que la llama nunca se apague.

Paraísos escondidos

Mirador Roque de los Muchachos Parador de Palma

Un rincón mágico que inspira romanticismo es el Parador de la Palma. Con razón, la ínsula es popularmente conocida como "La Isla Bonita". En vuestra escapada encontraréis hermosos parajes que merecen la pena descubrir en pareja. En esta Reserva Mundial de la Biosfera, podréis deambular por paisajes volcánicos, acantilados colosales, costas áridas y, por supuesto, bosques de laurisilva. ¿Buscáis una experiencia que os deje con la boca abierta? Entonces, no esperes para conocer La Caldera de Taburiente, un terreno salvaje repleto de barrancos escarpados, arroyos, cascadas y sotos de pino canario. Pero, aprovechando la ocasión sentimental, ¿por qué no contempláis juntos las hermosas vistas desde el mirador Roque de los Muchachos, el punto más alto de la isla? Como comprobaréis en el entorno que rodea al Parador existe infinidad de planes para unos días de ensueño.

Interior Parador de Cangas de Onís

De la belleza isleña pasamos a la grandeza de los Picos de Europa y un magnífico alojamiento es el Parador de Cangas de Onís. Sus estancias decoradas con piedra y madera, de forma cálida y tradicional, os ofrecen un escondite inigualable para que nada ni nadie interrumpa en vuestra escapada romántica. Por no hablar del espléndido paisaje astur que se puede observar desde aquí. En los alrededores podemos mencionar varios pasatiempos. Por ejemplo, a dos kilómetros os toparéis con el folklore y la cultura turística del pueblo de Cangas de Onís. Si os apetece una aventura inolvidable, aprovechad la cercanía al Parque Nacional de los Picos de Europa, declarado Reserva de la Biosfera y Red Natura 2000. No solo quedaréis sorprendidos con el atractivo de sus bosques, grutas, simas y acantilados, sino que la fauna también será algo que os maravillará. El rebeco, el urogallo o el lobo son especies que dominan este hábitat privilegiado.

Momento wellness

Parador de Cádiz

Hay quienes prefieren sacar partido a San Valentín para relajarse y recobrar fuerzas para la temporada. En Paradores, también son bien recibidos. De hecho, si queréis una experiencia terapéutica y de bienestar, no podéis renunciar a visitar nuestro spa del Parador de Cádiz. ¿Qué os parece si disfrutáis en pareja de un masaje aromático? Te recomendamos, "Secreto Japonés". Vuestra piel se beneficiará de las propiedades de las flores, mientras que rostro y cuerpo experimentarán este tratamiento reafirmante, antiedad y altamente hidratante. Después de este magnífico paréntesis de tranquilidad, podéis aprovechar el ocio nocturno del casco histórico de la ciudad, a pocos metros del Parador.

Interior Parador de Lorca

Otro rincón para disfrutar de un buen rato de esparcimiento es el Parador de Lorca. Desde que pongáis un pie en este castillo, cada recodo os evocará su pasado histórico, siendo los restos de una sinagoga del siglo XV un excelentísimo ejemplo de ello. Además, desde el spa se pueden apreciar unas vistas increíbles de la ciudad ancestral, mientras os recreáis con el jardín de burbujas o la ducha de sensaciones. ¿Os apetece llevar a otro nivel esta experiencia? Echad un vistazo a nuestra carta de tratamientos. Por ejemplo, 'Ritual tras las murallas' es un exclusivo tratamiento facial y corporal que incluye novedosos avances cosméticos, como la envoltura en Aloe Vera y Jalea Real, un aliado perfecto para realzar vuestra belleza.

Relájate al borde del mar

Parador de Ferrol

Urbanismo y costa definen al Parador de Ferrol. Se encuentra ubicado en el corazón del archiconocido barrio de la Magdalena. El distrito está declarado conjunto histórico - artístico y quizás lo que más os llamará la atención es la belleza que propician las casas señoriales con amplios miradores, balcones y galerías acristaladas de madera lacada en color blanco. Esta diseño arquitectónico también lo encontrarás en el Parador, junto con mapamundis e instrumentos de navegación, fruto de su herencia costera. Si estás planeando un viaje para San Valentín, ten en cuenta este destino. Aparte de La Magdalena, debéis recorrer los barrios de Ferrol Vello, las Murallas de la Cortina del siglo XVIII y los castillos de San Felipe y la Palma.

Parador de Mójacar

Parador de Mojácar. Pasar unos días en Mojácar, no debería ser exclusivamente para el verano. En esta temporada, gozamos de una temperatura adecuada para pasear por sus 17 kilómetros de playa y de unos pintorescos rincones en su estado más natural, sin el tumulto que surge en otras épocas del año. Muy cerca del Parador tenéis multitud de planes que van más allá de la costa. Visitad el casco histórico de la localidad, que os sorprenderá con sus míticas casas blancas, sus estrechas callejuelas y sus bonitas plazas. Otra parada indiscutible es el Parque Natural de Cabo de Gata, un paraje que ofrece vistas a los impresionantes acantilados volcánicos, playas naturales y calas recónditas inaccesibles. ¿Preparados para sacaros un puñado de selfies?

Escapada premium

Parador de León

Si queréis llevar vuestro viaje a otro nivel, el Parador de León os interesa. Quizás sea uno de los monumentos más representativos de la ciudad, ya que, su imponente fachada de estilo plateresco es una de las mejor conservadas. En su interior, te deslumbrará el arte en cada rincón. Este museo, que incluye obra clásica y contemporánea, te seduce mires donde mires: el increíble techo de la cafetería de Lucio Muñoz, la sillería de coro del siglo XVI o la colección exclusiva de 32 óleos del pintor José Vela Zanetti. Desde que os levantéis hasta que os acostéis, tendréis la oportunidad de empaparos del arte y la historia sin iros muy lejos. Y fuera del establecimiento también hay atracciones turísticas que merecen la pena contemplar. Nada mejor para estas fechas que pasear por el denominado Barrio Romántico o la espléndida Plaza Mayor.

Parador de Santiago

Teniendo la tradición histórica presente, no podemos obviar al Parador de Santiago de Compostela. Este antiguo Hospital Real, fundado por los Reyes Católicos, acogió durante años a miles de peregrinos y hoy en día está consagrado como uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad gallega. Todos los planes que os podáis imaginar están presentes en el entorno del Parador. Partiendo de la Plaza del Obradoiro, donde se ubica, se puede recorrer el casco histórico y descubrir los encantos de la localidad declarada Patrimonio de la Humanidad. Debéis reservar espacio para el estómago porque la gastronomía es otro de los puntos fuertes. En nuestro restaurante, disfrutaréis de especialidades apetecibles para esta temporada como el tradicional caldo gallego que combinará perfectamente con nuestros pescados de primerísima calidad. Y por si fuera poco, estás en una tierra que cuenta con cinco Denominaciones de Origen vinícolas para poner la guinda del pastel a vuestra escapada.

 

 

Escribir un comentario