Ya hemos dicho en varias oportunidades que un Destino Turístico, sea este un País, Estado o Provincia, o un Municipio, en la práctica constituye en realidad una entidad productora y vendedora de su oferta turística.

En  esta  labor participan instituciones públicas y privadas, a saber: Organismos Oficiales de Turismo, y empresas Prestadoras de Servicios Turísticos, que no mantienen ninguna relación de dependencia entre sí, aunque cada una de ellas tiene un importante rol que cumplir en la gestión de Marketing de dicha oferta. En este artículo comentaremos la labor que deben cumplir los Organismos Oficiales en la referida gestión como Órgano Rector del Sector.

RESPONSABILIDADES EN CUANTO A LA PRESTACIÓN DE SERVICIOS

Si bien es cierto que los Organismos de Turismo no producen ni elaboran los productos y servicios que se ofrecen en los Destinos, en su carácter de Organismo Rector del Sector, asume la responsabilidad de velar por el Desarrollo y Mejora continua de los Productos y Servicios que se brindan en los Destinos, y de Promoverlos y Apoyar Institucionalmente su comercialización en los mercados para estimular una demanda continua hacia sus Destinos. Aspectos estos que a continuación pasamos a señalar.

Desarrollo y mejora continua de los productos y servicios

La responsabilidad de los Organismos de Turismo en cuanto al Desarrollo y Mejora Continua de los productos y servicios requiere llevar a cabo las siguientes actividades:

a) Promover la construcción y el mantenimiento de la infraestructura básica, necesaria para el Desarrollo de las facilidades y el equipamiento turístico, y las actividades turísticas y recreacionales,

b) Desarrollar programas tendientes a la mejora continua de los productos y servicios que se brindan en los Destinos.

Dichas acciones son encaradas mediante una intensa labor de coordinación, por un lado, con las dependencias de la Administración Pública que se ocupan de las Obras Públicas, y de Desarrollo Urbano y Paseos Públicos. Coordinaciones estas, que deben estar previstas en el Organigrama del Organismo de Turismo.

Coordinación de las actividades de Promoción y Marketing

En virtud de que la mayoría de las empresas Prestadoras de los Servicios Turísticos de los Destinos, las cuales pueden oscilar entre y el 70 y el 80% del total, son muy disímiles entre sí, por cuanto difieren en tamaño y calidad de los servicios que brindan, y además responden a intereses individuales, los Organismos de Turismo tienen la responsabilidad de:

a) Integrar y Coordinar los esfuerzos individuales en pos de un objetivo que les común a todos: la captación y el mantenimiento de un flujo de turistas hacia los destinos,

b) Diseñar e instrumentar Campañas Publicitarias y Acciones Promocionales de carácter institucional, que sirvan de soporte a las operaciones de venta que desarrollan los Prestadores de Servicios en los mercados,

c) Impartir programas de Desarrollo Gerencial para fortalecer la capacidad de los pequeños y medianos Prestadores de Servicios en la conducción de sus negocios.

d) Implementar y mantener programas destinados al mantenimiento de un nivel de calidad uniforme en la prestación de los servicios, con énfasis en lo relativo a la actuación del personal en contacto con los turistas.

El Organismo de Turismo, en su carácter de autoridad Rectora de la actividad, cumple sus responsabilidades elaborando y conduciendo el Plan de Marketing y Promoción Turística, labor esta que realiza en forma conjunta con los Prestadores de Servicios. El citado Plan de Marketing y Promoción Turística cumple una importante función en el desarrollo de la demanda para la oferta turística de los destinos, las cuales pasamos a señalar.

IMPORTANCIA DE PLAN DE MARKETING

El Plan de Marketing y Promoción Turística al cual hacemos mención, le otorga a la Gestión del Organismo de Turismo una serie de ventajas en su labor destinada al desarrollo de la demanda turística, las cuales se pueden resumir en los puntos que se señalan a continuación:

a) Fija objetivos y metas a cumplir, estableciendo prioridades en su ejecución,

b) Precisa con claridad que es lo que se debe hacer, eliminando la improvisación y fomentado la cooperación entre los participantes en las acciones,

c) Facilita la integración y coordinación de las actividades en los mercados en los cuales se actúa,

d) Posibilita efectuar el seguimiento y la evaluación de las acciones llevadas a cabo, y además,

e) Permite evaluar la eficacia del Organismo de Turismo en la conducción de las acciones tendientes al fomento y desarrollo del sector.

Ventajas resultantes de los lineamientos establecidos en dicho Plan, al cual deben ajustarse todas las acciones tendientes al desarrollo de la demanda. Plan este cuya formulación requiere el seguimiento de una ordenada secuencia, las cuales ya hemos hecho mención en un artículo anterior, pero que pensamos reiterar en un nuevo y último artículo de esta serie.