-
Tipos de calefacción para estar confortables y ahorrar

Kronos Homes repasa los diferentes modelos de calefacción para viviendas, cada uno de ellos con sus ventajas e inconvenientes

 La llegada del frío dispara el consumo de calefacción, ya que una gran parte de nuestro bienestar lo determina sentir que nuestro hogar mantiene una temperatura agradable.

Teniendo en cuenta que el precio de la energía se ha disparado en los últimos meses, muchas personas se están planteando cambiar su sistema de calefacción. Según datos que maneja Kronos Homes, el gasto medio en calefacción con gas natural en España se sitúa entre los 750 y los 1.000 euros al año, unas cifras que pueden llegar incluso a superar los 2.000 euros anuales en el caso de utilizar calefacción eléctrica.

La elección del sistema de calefacción puede marcar una gran diferencia en términos de ahorro, comodidad, eficiencia energética y sostenibilidad, y para realizar una elección acertada hay que tener en cuenta factores como la ubicación y características de la vivienda, su ubicación, el presupuesto familiar, las necesidades que tenemos y nuestras preferencias. Por ello, los expertos de Kronos Homes nos muestras las diferentes opciones que tenemos:

1. Según la energía utilizada

Si optamos por elegir nuestra calefacción en función de la energía que consumirá encontraremos diferentes opciones en el mercado:

Calefacción de gas natural

Este sistema utiliza gas natural como fuente de energía para generar calor. Esto se logra mediante una caldera que calienta el agua o el aire, distribuyéndose posteriormente el calor a través de radiadores o suelos radiantes.

Las ventajas de este sistema incluyen su eficiencia y economía, así como un abastecimiento constante de gas a través de una red de suministro. Además, emite bajas cantidades de carbono en comparación con otros combustibles fósiles.

Sin embargo, presenta la limitación de depender de una red de gas natural, que no es una fuente de energía renovable. También hay que tener en cuenta que existe un riesgo potencial de fugas de gas.

Calefacción por gas propano

Este sistema de calefacción que utiliza gas propano requiere de su almacenamiento en tanques. La quema del propano es lo que genera el calor necesario para calentar el hogar.

Este sistema es útil en áreas rurales donde no llega el gas natural. Además, otra de sus ventajas es que las emisiones de propano son menores que las del petróleo. Sin embargo, el almacenamiento de propano en tanques puede ser una limitación en cuanto a espacio, además de constituir un problema de logística.

Calefacción de gas butano

Este sistema de calefacción utiliza como fuente de energía para generar calor gas butano, que se almacena en bombonas. Una ventaja de este sistema es su versatilidad, ya que el hogar no depende de una red de gas natural. Además, el gas butano es portátil.

Sin embargo, requiere el almacenamiento de bombonas de gas, lo que puede resultar algo incómodo para el usuario, especialmente para personas de más edad, ya que requiere el manejo de unidades con un peso considerable. Además, los costos pueden variar según la demanda del mercado y la ubicación de la vivienda.

Calefacción de gasoil

La calefacción de gasoil utiliza la energía del gasóleo. Las ventajas de usar este combustible líquido se centran en la eficiencia y la independencia de la red de gas natural. Sin embargo, el precio del gasóleo puede ser volátil. Otra desventaja es que este sistema emite dióxido de azufre y partículas al ambiente, lo que resulta perjudicial para el medio ambiente y puede afectar a la salud.

Calefacción de biomasa

Esta calefacción utiliza materiales orgánicos como madera, pellets o residuos agrícolas como fuente de energía, que se queman en una caldera o estufa especializada para generar calor.

Sus ventajas incluyen la sostenibilidad y la reducción de emisiones de carbono, ya que la biomasa es una fuente de energía renovable. Sin embargo, requiere que la vivienda tenga espacio de almacenamiento suficiente para los combustibles. Además, puede generar emisiones de partículas si no se utiliza un sistema de filtrado adecuado.

Bomba de calor aerotérmica

La bomba de calor aerotérmica extrae el calor del aire y lo utiliza para calentar un espacio interior. Tiene la ventaja de que provee calefacción, refrigeración y agua sanitaria al hogar con un mismo equipo, y es una opción eficiente desde el punto de vista energético, ya que no quema combustibles.

Sin embargo, su eficacia puede verse afectada por las condiciones climáticas y su instalación puede resultar costosa, aunque la gran apuesta del mercado por este sistema de calefacción, que permitirá cumplir con la reducción de emisiones que marca la normativa europea de cara a 2050, está haciendo que se abaraten los precios.

Calefacción por geotermia

La calefacción por geotermia aprovecha el calor del suelo para calentar un edificio. Este sistema altamente eficiente y sostenible, ya que el suelo mantiene una temperatura constante durante todo el año.

En cuanto a las desventajas de este tipo de calefacción, su instalación inicial resulta costosa para una casa independiente, ya que requiere la excavación de pozos geotérmicos, lo que provoca que el retorno de la inversión no sea tan rápido como ocurre con otros sistemas de calefacción.

2. Según el modo de emisión de calor

Los diferentes modos de emisión de calor influyen en la eficiencia energética, la comodidad y la distribución del calor en el hogar. Los expertos de Kronos Homes nos muestran algunos de los sistemas de calefacción que se encuentran en el mercado:

Calefacción por radiadores eléctricos

Los radiadores eléctricos son dispositivos que generan e irradian calor utilizando la energía eléctrica. Son fáciles de instalar y no requieren una fuente de combustible externa. Además, presentan un fácil control y una rápida respuesta al ajuste de la temperatura.

Por el contrario, su gran desventaja es que pueden resultar costosos, especialmente en climas fríos, teniendo en cuenta los elevados precios de la electricidad.

Calefacción por radiadores de agua

Los radiadores que utilizan agua caliente para calentar las viviendas son comunes en sistemas de calefacción centralizados. Estos radiadores ofrecen un calor suave y uniforme, pero requieren de una caldera y un sistema de tuberías en el hogar para que pueda circular el agua caliente. Muchas personas lo combinan con fuentes de energía sostenibles, como la biomasa o la geotermia, con excelentes resultados.

Calefacción por fancoil

Los fancoils son emisores de frío y calor, y muchas personas los eligen como sistema de calefacción por su eficiencia y versatilidad. Como desventaja está su dependencia de una caldera o una bomba de calor. Y, además, pueden requerir un conducto de aire.

Calefacción por suelo radiante

Este sistema consiste en tuberías o cables eléctricos instalados bajo el suelo que, una vez calentado, transmite calor al ambiente. Una de sus ventajas es que proporciona un calor confortable. Además, es especialmente eficiente cuando se utiliza con fuentes de energía renovables, pero puede ser costoso de instalar.

3. Según su uso

La elección entre un sistema de calefacción central o uno de uso individual tiene un impacto significativo en el confort y la eficiencia energética. La decisión dependerá de las necesidades y los gustos de cada unidad familiar.

Calefacción central

La calefacción central es un sistema que proporciona calor a través de una sola fuente, como una caldera o una bomba de calor. Ese calor se distribuye a través de una red de conductos o radiadores en todo el edificio.

Se trata de un sistema eficiente, pero el control comunitario impide al usuario tomar ciertas decisiones en torno a su confort, como su horario de uso o el momento del año en que se decide encender la calefacción, por ejemplo.

Calefacción individual

La calefacción individual implica que cada vivienda del edificio cuenta con su propio sistema de calefacción independiente, como radiadores individuales o unidades de aire acondicionado con función de calefacción.

Este sistema de calefacción ofrece un control individualizado y ahorros potenciales en costos de energía, pero puede ser menos eficiente a gran escala. Además, requiere de un mantenimiento individualizado.

Desde Kronos Homes, señalan: “Dado que existen diferentes sistemas de calefacción en función de la energía consumida y de la emisión de calor que utilicemos conocer las ventajas e inconvenientes de cada sistema permite tomar una decisión informada y realizar la mejor elección”.

Sobre Kronos Homes

Kronos Homes destaca por su pasión por la arquitectura, lo que los ha llevado a apostar por el diseño como seña de identidad. Desde sus inicios han defendido que la personalidad de los hogares y su dimensión artística son perfectamente compatibles con la habitabilidad y el confort.

Escribir un comentario